sábado, 31 de diciembre de 2016

Bienvenido 2017 Ongi Etorri

Desde la nebulosa Simónides y el asteroide XR-54 les deseamos 
un feliz año 2017, amados seres humanos.

click en la imagen para ampliar

martes, 27 de diciembre de 2016

La maldición del caso Gürtel

Este país está gobernado por gángsters.
¡¡Basta ya!!
Vota Nitrofoska. Vota androide.

La maldición del caso Gürtel.

click en la imagen para ampliar

jueves, 22 de diciembre de 2016

La Puerta del Sol

La Puerta del Sol es el punto que señala el epicentro en el que convergen todas las galaxias.

Click en la imagen para ampliar

sábado, 17 de diciembre de 2016

Campaña electoral androide

La campaña electoral ya ha dado comienzo en la galaxia.
En la órbita Olano y en la nebulosa Phaxe se han alcanzado a ver los 
primeros carteles siderales.

¡Vota NITROFOSKA! ¡Vota ANDROIDE!


Gráfica: Kristina Olano KRISPO
Click en a imagen para ampliar

 Gráfica: Phaxe Solstice
Click en la imagen para ampliar

Gráfica: Kristina Olano KRISPO
                                                   Click en a imagen para ampliar

 Gráfica: Phaxe Solstice
Click en la imagen para ampliar

                                                          Gráfica: Phaxe Solstice
Click en la imagen para ampliar

martes, 6 de diciembre de 2016

El candroide justiciero

Sucedió al empezar el ciclo nocturno del asteroide Eunice, en la órbita de Juno. El atardecer era plácido, de tintes pastel y silencio boreal. Yo bebía una triglina recostado en una de las sedosas hamacas que se distribuían por la playa de magnesio.

Unos metros a mi izquierda, un candroide encendía un cigarrillo de la marca Atómiko, de pie, acomodado sobre sus poderosas patas traseras, contemplando el ocaso mientras saboreaba el humo del uranio enriquecido.

Era tanta la tranquilidad de aquel anochecer en Eunice, que ni la Medium  Medusa hubiera podido adivinar esto que va a suceder a continuación.

 Click en la imagen para ampliar

Una vieja furgoneta Volkswagen de 2021 aparece rodando sobre la playa. No es frecuente que un vehículo circule sobre el magnesio. Va despacio, dejando una densa nube gris a su paso.

Se detiene a mi altura, como a cien metros frente a la atalaya donde estamos el candroide y yo.

Se abre la puerta lateral de la furgoneta y sale un organismo esquizoide, un humano grande, como de cien kilos de peso, vestido con uniforme de vigilante color caqui, como un carcelero orbital.

Saca una jaula en la que un perro de cuatro patas, de los que ya escasean en la galaxia, ladra enloquecido. Muerde los barrotes. Sus enormes dientes brillan sobre los últimos rayos de sol.

El carcelero pone la jaula delante de la furgoneta, donde los focos encendidos crean un halo incandescente.

Un vehículo se acerca por el otro extremo de la playa. Se trata de una pequeña nave, un platillo despresurizado de fabricación casera que se acerca despacio, acariciando el aire, a pocos centímetros sobre la arena de magnesio. Lleva las luces encendidas, abriendo un pasillo luminoso en el denso crepúsculo. Cuando su haz de luz forma una intersección con el que proyecta la Volkswagen, el platillo se detiene.

A mi lado, el candroide aspira una profuna calada de su cigarrillo marca Atómiko.

Del platillo despresurizado sale un grupo de tres seres humanos, dos hombres y una mujer de raza blanca terrestre. Hablan a gritos en una lengua centroeuropea. La noche cambia de color. Los focos de los vehículos hacen desaparecer la lluvia estelar.

Los humanoides del platillo sacan una jaula con un perro de pelea. El perro ladra frenético en la jaula. Los humanoides bromean entre ellos y lanzan alaridos desafiantes al carcelero. Le dicen que le han puesto dientes de titanio a su perro de pelea, que lo va a triturar al otro.

Click en la imagen para ampliar

El carcelero pone las largas de su furgoneta, la luz invade la playa, el magnesio brilla con sus reflejos metálicos, peligrosos, su reflejo de veneno.

Las dos jaulas, los dos perros, frente a frente, en una pelea que los dejará destrozados de por vida. O tal vez muertos.

El grupo centroeuropeo muestra una bolsa con diamantes de Sudáfrica. El carcelero muestra a su vez su bolsa de diamantes. La apuesta está hecha. El ganador se quedará con todo.

Se abren las dos jaulas. Los perros se tiran uno contra el otro. Ahora sí los veo bien bajo los focos. Son un Pitbull  y un Rottweiler. Tremendos los dos. Fuertes, ágiles, hambrientos, adiestrados para matar. Veo brillar la dentadura de titanio del Pitbull, que ya ha hundido sus dientes en la piel de su rival.

A mi lado, el candroide saca del interior de su cazadora un arma negurítica de doble cañón vacilado, capaz de abatir cualquier tipo de criatura orbital de un solo tiro. El candroide mira su arma, me mira a mí, luego otra vez al arma y luego al frente, donde los dos perros pelean a muerte.

El candroide baja caminando despacio hasta la playa. Cuando se encuentra ya muy cerca de los haces de luz que proyectan los dos vehículos veo que empuña su arma. Los humanos centroeuropeos y el carcelero no le dedican ni una sola mirada, absortos en la pelea. El candroide dispara una vez. El centroeuropeo del bigote cae fulminado sobre la arena de magnesio con una mezcla de asombro e incredulidad pintada en el rostro. Entonces los otros comprenden lo que está pasando y miran al candroide. Pero ya es tarde para ellos, no les da tiempo a echar mano a sus armas. El candroide lanza otros tres disparos. Tres cuerpos humanos más se desploman sobre la metálica alfombra de magnesio.

Los perros siguen peleando, ajenos a lo que está pasando.

El candroide se agacha en la arena. Guarda su arma negurítica de doble cañón vacilado en el interior de su cazadora de cuero, de la que saca una especie de cuchara cromada. Despacio, muy despacio, con ayuda de la cuchara le saca los ojos de sus cuencas al carcelero. Se las arroja a los perros, que pelean ya con menos convicción, extrañados de sentirse tan solos. El candroide va sacando los ojos uno a uno a los cuatro humanos. Les tira a los perros los cuatro pares de ojos. Los perros han dejado de pelear y olfatean los globos oculares, los lamen. El Pitbull se anima a mordisquear uno de ellos. El Rottweiler le sigue. Devoran los ojos.

El candroide se levanta, se acerca a la furgoneta Volkswagen y apaga el motor y las luces. Hace lo mismo con el platillo despresurizado. La oscuridad regresa a la playa de magnesio. Las estrellas vuelven a brillar en el oscuro cielo del asteroide Eunice. Los perros giran en redondo, desconcertados. Empiezan a caminar por la playa, sin rumbo, libres.

El candroide se acerca a la orilla, que está creciendo y se encuentra ya muy cerca de los humanoides muertos. Limpia la cuchara cromada en el agua de mar y la guarda en el bolsillo interior de su cazadora, junto al arma. Luego se limpia las zarpas, las deja secar a la brisa nocturna, se da la vuelta y regresa a la atalaya muy lentamente, hundiendo sus botas de fibra sideral en la arena.

La marea sigue creciendo y arrastra los cuerpos de los seres humanos hacia el interior, hacia los dominios de Neptuno, con quien deberán ajustar cuentas.

El candroide se tumba en una hamaca, pide una triglina y enciende un Atómiko. Yo pido otra triglina. Hace una noche maravillosa.

domingo, 27 de noviembre de 2016

ISIS en la línea 3

Metro de Madrid. Muchos seres humanos y algún androide en el vagón de la línea 3, la amarilla, como el oro que brilla, como la arena del desierto de Arabia,como la ilusión que contiene la rabia.

En el exterior hace frío. Los seres vivos van con pesados abrigos, algunos con bufanda.

Un hombre sentado frente a mí en el vagón está hablando a media voz, recitando algo en árabe con sílabas entrecortadas. Es joven, un humanoide de unos 30 años. Mira fijamente al suelo mientras pronuncia con determinación y fuerza cada sílaba. Lleva unas brillantes zapatillas deportivas de color negro. Unos pantalones también negros, de un tejido moderno, flexible pero espeso, ceñidos a unas piernas robustas. Una camiseta blanca de algodón se ajusta a un torso musculoso. Sus poderosos bíceps lucen desnudos a pesar del frío exterior.

Click en la imagen para ampliar

A sus pies hay una mochila.

Una mochila llena de cosas.

O una bomba. Igual es una bomba. Con la cara que tiene el tío es lo más probable.

No puedo dejar de mirar alternativamente al árabe y a la mochila. Alternativamente al kamikaze y a la bomba.

Pienso en la explosión, en el ruido que hará ese artefacto del demonio cuando estalle. 

Pienso en todos los seres humanos que van a morir.

Pienso en qué es lo que debo hacer.

Levantarme y salir del vagón y del metro a toda ostia.

Dar la voz de alarma para que todo el mundo salga del vagón y del metro y el árabe se quede a solas con su bomba y le estalle entre los huevos. Si es que los tiene.

Me quedo inmóvil unos minutos, agarrotado; escuchando la violenta letanía del ser humano árabe.

Blablabla Alá bla Alá blabla Alá blablabla Alá Alá.

Sigo paralizado.

Una parada de metro.

Otra parada más.

Mis circuitos motrices hipnotizados por la letanía y el peligro.

En Callao, el árabe  se levanta, coge su mochila y se va.

Me bajo en la siguiente, en plaza de España.

Me cuesta caminar. La tensión me agarrota los circuitos.

Me acerco a la estatua de Don Quijote y Sancho y me siento a su lado.

Unos minutos después me parece escuchar a lo lejos una explosión.

Deben haber sido los chiquillos de mis vecinos chinos, que les gusta la pólvora a rabiar.

martes, 22 de noviembre de 2016

El prestidigitador de Gumbo

Desde hace unas cuantas lunas terrestres tengo un sueño que se me repite cada noche, al alba. No sé si tengo los circuitos Morfeo sucios de arena por el verano, es posible, pero el caso es que el sueño se repite como un programa rayado.

Click en la imagen para ver el GIF completo


Estoy en la nebulosa Korkuera, en un teatro muy grande y oscuro, a lo alto, como si estuviera viendo el espectáculo desde un quinto piso. Un prestidigitador de la galaxia Gumbo mueve sus cuatro manos en todas direcciones, lentamente, para luego restallar con un movimiento rápido como un latigazo que hace aparecer ante tus ojos naves interplanetarias imposibles, animales fantásticos o tus propios recuerdos envueltos en luces y aromas planetarios.

El prestidigitador de Gumbo, allí, bajo los 5 pisos, materializa tus sueños, tus deseos o aquellos lugares que marcaron tu vida. Cada criatura orbital ve un espectáculo único y distinto, en eso estriba el particular talento de este mago del espacio.

En un momento del espectáculo empieza a sonar sobre el profundo silencio un bordón sordo y continuo, como la pesada órbita de un planeta gigantesco que se abriera paso en el espacio. La luz se hace de pronto más intensa y poco a poco lo inunda todo… el escenario, el patio de butacas, los palcos, los pliegues del inmenso telón que cuelga desde las almenas… y el rostro alucinado de todas y cada una de las criaturas orbitales que concentran sus circuitos ópticos en las prodigiosas manos del mago de Gumbo.

Es entonces cuando aparece ahí, en una de sus manos desnudas, una galaxia completa, con todos sus sueños y deseos intactos. La imagen me transporta al lugar en el que nací, la nebulosa Simónides, y empieza el viaje.

Pero cuando estoy en lo mejor, me despierto y… ¡hostia!, estoy en un teatro de 5 pisos.

¿Pero esto es un sueño, o es la realidad?

Siempre me pasa igual. Voy a tener que limpiar los circuitos de la arena del verano, bueno, o de cosas peores.

viernes, 11 de noviembre de 2016

GAFE

Anoche llegó a la nebulosa un extranjero. Era un organismo raíz, un extraño ser de más allá de la frontera sideral. Cenó con nosotros y nos embarcamos en una interesante charla sobre los recientes sucesos de la Galaxia. A pesar de las dificultades idiomáticas nos entendíamos bastante bien en hispanglés orbital. Pero llegó un momento en que apareció la palabra “gafe”. Intenté explicársela con sus sinónimos “aguafiestas” o “cenizo”, pero el organismo raíz no caía. Entonces Carlos el Dibu le hizo este giff que les comparto, amados seres humanos. Le dice Carlos al organismo raíz, con su afilada voz de plumilla y tinta china: “Un gafe es un ser al que le pasa esto.” Y ahí entendió.

 Click en la imagen para ver el GIFF completo

domingo, 6 de noviembre de 2016

El satélite Nitrofoska-Olano

Hace algunos años me encerré con el profesor Arturo Ponce en un garaje de la nebulosa Iggy. Pretendíamos crear un satélite capaz de transmitir el conocimiento androide a través de la galaxia. El proyecto quedó en suspenso por la grave enfermedad que atacó de improviso al Doctor Ponce, experto en comunicaciones interestelares.

Imagen: Kristina Olano KRISPO
click en la imagen para ampliar

Para lleva a cabo nuestro proyecto, el profesor Ponce y yo compramos la carcasa de un antiguo satélite soviético, al que quisimos dotar de nueva tecnología desconocida aún en la órbita humanoide.

Mi nivel de felicidad se vio muy afectado por la enfermedad del doctor y la interrupción de nuestro proyecto.

Pero cuál ha sido mi sorpresa al ver que el asteroide Nitrofoska está por fin en órbita. Al parecer el organismo avanzado Olano ha trabajado en la sombra sobre el proyecto que empezamos el profesor Ponce y yo… y ha conseguido ponerlo en órbita. 
Increíble. 
La felicidad anida de nuevo en mis circuitos. 
El profesor Arturo Ponce sonríe desde su cápsula sanadora en Orión. 
La galaxia es hoy un lugar un poco más hermoso.

jueves, 3 de noviembre de 2016

La campaña electoral 2020 ha dado comienzo

Hola Amados seres humanos. La campaña electoral que nos llevará a la presidencia de la Galaxia en 2020 ha dado comienzo. Desde la órbita Galicia nos llegan los carteles diseñados por Phaxe Solstice.

NITROFOSKA>> Androides con un elevado sentido de la responsabilidad y del equilibrio social.

NITROFOSKA>> Androides con propuestas financieras prósperas, ágiles y sostenibles.

NITROFOSKA>> Androides cuya moral, religión y sentido común es el de toda la Humanidad.

NITROFOSKA>> Androides con un programa político doméstico y sideral. Un programa electoral que nace pensando en tu hogar sin olvidar a las estrellas que te calientan e iluminan.

Vota NITROFOSKA, tus androides.

 Click en la imagen para ampliar



Click en la imagen para ampliar

sábado, 29 de octubre de 2016

ROPA BARATA, FÚTBOL CONTINUO Y TELEFONINO PORTÁTIL.

Hace un par de semanas detuve mi nave interplanetaria en la Gran Vía de Madrid. Tengo que decir que la Gran Vía madrileña es una de las calles que más les gusta a mis circuitos, y es por eso que la recorro a menudo de una punta a otra.

Por primera vez tuve la particular sensación de que un ente extraño habitaba sus portales, sus luminosos, su esencia y su alma. Miré a los lados y vi tiendas, las mismas tiendas que había visto en Bilbao, en Bogotá, en París y en Hamburgo. Zara, Primark, Mango, Pull&Bear, H&M, Nike, Guess, Adidas, Stradivarius, Naf Naf, Loewe. ¡Las mismas! Me parecía estar recorriendo una misma calle que se prolongaba en órbitas infinitas.

 click en la imagen para ampliar

Afortunadamente Madrid es una ciudad muy particular y energética, con lo cual esta desagradable sensación se esfumó pocas horas después y su lugar lo ocupó la magia de la Gran Ciudad Humana.

La Corporación planea por todo el Planeta. Estableciendo su comercio y su gobierno en todos y cada uno de los países del globo. Su sistema para captar mentes humanoides parece ser: Ropa barata, Fútbol continuo y Telefonino portátil.

Por otra parte la Corporación se ha apoderado de Grecia sin disparar ni una sola bala. Ahora, Grecia pertenece a los bancos.
En Brasil han destituido a Dilma Rousseff poniendo en su lugar a un grupo de septuagenarios blancos que ya mandaban en Brasil desde mucho antes, desde los inicios del golpe militar de 1964.

Deténgámonos unos minutos con Dilma Rousseff: formó parte de la organización guerrillera COLINA, reorganizada más adelante como VAR Palmares, que fue uno de los grupos armados más grandes formados contra el régimen militar. Detenida en 1970, un tribunal militar la torturó y luego condenó, permaneciendo presa durante tres años.
Se entiende que una ser humana de estas características sea un lastre para las intenciones de la Corporación.
Una vergüenza las falsas acusaciones y juicios amañados que se han utilizado para tumbarla.

Pero lo de Brasil no queda ahí. A la Corporación aún le queda por apartar de la vida política a Lula, miembro fundador y presidente honorario del Partido de los Trabajadores (PT), que tras dos legislaturas en la presidencia de Brasil se perfilaba como gran favorito en las próximas elecciones. Con lo cual la Corporación lo acusó como el gran artífice de la corrupción de Petrobras al haber aceptado una casa valorada en un millón de dólares. Sic! Casa que además no se ha podido demostrar que le pertenezca legalmente. Sin embargo el juez de la Corporación ha admitido que esta casa se presente como prueba al juicio, aunque no esté demostrado que sea suya.

Y también es de señalar que todo esto se ha hecho con Lula esposado y en un juicio ultrarápido retransmitido en directo a todo el país, de forma que aunque la casa de un millón con la que quieren demostrar que Lula es el máximo ladrón de la fabulosa estafa de miles de millones de Petrobras, no le pertenezca a él, por lo menos que el pueblo brasileño sepa de antemano que Lula es culpable de algo, y si no lo es pronto lo será. Culpable de interferir en los intereses totalitarios de la gran Corporación.

Y ahora golpe de timón en España dinamitando al PSOE para que todo siga igual durante por lo menos 4 años más.

Cuidado con Manuela Carmena y Ada Colau, defendámoslas por encima de todo. En mi humilde opinión androide estas dos seres humanas, alcaldesas de las dos principales ciudades de España, representan las dos mayores y más hemosas victorias de la gente de la calle, de la gente que ha sufrido los desahucios, el desmantelamiento de la sanidad, la educación y la nefasta gestión del Partido Popular.

Con Madrid y Barcelona dirigidas por Carmena y Colau y una posible alianza de izquierda en el gobierno de España, los intereses de la Corporación se verían tal vez en peligro. 

© Nitrofoska

jueves, 27 de octubre de 2016

1 hora y 66 años


Amados seres humanos, el sábado Rajoy será investido presidente... otra vez.

No olviden retrasar sus relojes 1 hora y 66 años.

Ilustración:@vmm7773
Click en la imagen para ampliar

miércoles, 26 de octubre de 2016

Nos han llegado fotos de Nitrofoska en la órbita Vergüenza Ajena

El evento tuvo lugar en la jam de Poesía de Vergüenza Ajena, en la calle Galileo de Madrid, donde Max Nitrofoska aterrizó con su nave interplanetaria para ofrecer a sus amados seres humanos historias de Poesía Androide.

Todas las fotos son obra del gran Federico Romero.

click en la imagen para ampliar




click en las imágenes para ampliar

domingo, 23 de octubre de 2016

miércoles, 19 de octubre de 2016

Bob Dylan , premio Nobel de la controversia. Nitrofoska, mejor robot humanoide 2016

Estos últimos días he escuchando bastantes argumentos a favor y en contra del premio Nobel de literatura que le han dado a Bob Dylan. Mis circuitos han procesado casi de todo. Pero por alguna razón, tras leer un artículo de Joaquín Pérez Azaústre en el diario de Córdoba me he decidido a escribir unas líneas sobre este tema.
En su artículo, Joaquín Pérez Azaústre dice cosas como que Bob Dylan no es poeta, sino “letrista como máximo”.

Con lo cual, si escribes una poesía y a continuación la engarzas en un armazón musical… deja de ser una poesía. Curioso. Yo es lo que hago para escribir canciones. Claro que yo soy un androide y hago las cosas un poco diferentes, pero los seres humanos creo que en este caso utilizan un proceso muy similar.

click en la imagen para ampliar

Este señor, en su artículo descalifica a Bob Dylan y a continuación propone una lista de escritores que lo merecen, encabezada por Paul Auster… ¿¡¡Cómoooo? En mi humilde opinión de androide no lo veo. Paul Auster tiene su mérito, pero a mí ni me encanta su obra ni su talante como escritor.

Claro está que en literatura o poesía entra en juego el gusto del ser human@ que lee, con lo cual puede que tu parecer y sensibilidad no coincidan con los de la academia sueca. Pero hay premios Nobel más… digamos… objetivos.
Por ejemplo el premio Nobel de la paz, ganado por el genocida Henry Kissinger en 1973, y al cual fueron nominados el ser humano Adolf Hitler en 1938, Joseph Stalin en 1945 y 1948 y Benito Mussolini en 1935.

Viendo esto, si a mí me dieran un supuesto premio Nobel al mejor androide de la galaxia, lo rechazaría en pleno. En primer lugar porque no existe mejor androide en la galaxia que el Androide Supremo, y en segundo lugar porque no quiero tener nada que ver con la academia de la Corporación.

Siguiendo con el artículo que nos ocupa… que no tiene desperdicio… en él se dice que Bob Dylan no merece ser premio Nobel porque no ha escrito un libro. Sin comentarios. Sin CO-MEN-TARIOS. ¿Las cientos de poesías que vienen escritas en sus discos desde hace más de 50 años y que se pueden leer sin necesidad de ser acompañadas de su música, qué es lo que son? Aaahhhh, que usted, Don Joaquín Pérez Azaústre nunca ha leído un poema de Bob Dylan… ya me lo temía. Solo lo ha escuchado en la radio cuando va al dentista, claro.
En mi humilde opinión de androide existen otros seres human@s escritor@s que merecen más este premio. Como se ha mencionado en estos días, Leonard Cohen es uno de ellos. Su poemario “El libro del anhelo”, que escribió tras 5 años recluido junto a monjes budistas en el Tíbet, por sí solo ya merecería un premio, el premio Nobel, sí, por qué no, es un libro de poesía excepcional. Aunque ahora que lo pienso, en este libro hay gran cantidad de dibujos del propio Cohen. Ahhh claro, esto ya no es un libro de poesía, es un cómic, un tebeo de a peseta.

Buuuufff está claro que no entiendo a los seres humanos, y menos a los que se creen catedráticos de poesía. Me vuelvo a mi asteroide.

Artículo al que me refiero:

jueves, 13 de octubre de 2016

Extitxu Gasteiz

Desde la órbita Extitxu Gasteiz nos llegan fotos del androide Max Nitrofoska
Aquí están.


Fotos:Maryge / click en las imágenes para ampliar

domingo, 9 de octubre de 2016

Atención, presunto androide

Desde órbitas extremas nos han llegado rumores de que un presunto androide hará su aparición en las Poetry Jam de Aleatorio y Vergüenza Ajena. 
Se trata de un organismo descontrolado y se desconocen sus intenciones.
¡¡A sus versos, humanos, a sus versos!!

Foto:Ben Herreruela/ Cartel:Nitrofoska
click en la imagen para ampliar

jueves, 6 de octubre de 2016

Max Nitrofoska ganador del XIX Poetry Slam Extitxu Vitoria

Nuestro androide Max ha resultado ganador del XIX Poetry Slam Extitxu Vitoria. Y tenemos la suerte de haber recibido desde la galaxia Intxo un vídeo con su actuación. Disfruten amados seres humanos, disfruten o padezcan, pero conozcan de su propia voz nuestro programa electoral, redactado personalmente por el Androide Supremo.


Intxo, Anabel y Max Nitrofoska en el Extitxu tras el Poetry Slam
Click en la imagen para ampliar

viernes, 30 de septiembre de 2016

Androides desmembrados

¡Atención, atención! Desde la nebulosa del Brazo nos ha llegado la noticia de que algunos desalmados cazadores de piezas están abatiendo a todos los androides pentabraziales que se encuentran a su paso. Por lo visto utilizan los 5 brazos de que dispone cada habitante de esta nebulosa para… ¡fabricar palos de selfie!

 Click en la imagen para ampliar

Actualmente gran cantidad de humanoides demandan un palo de selfie de estas características, al parecer para que nadie alcance a saber que no tienen amigos que les acompañen de vacaciones ni aunque les paguen el viaje.

Desde la nebulosa XR-54 nos oponemos frontalmente a que los androides sean desmembrados salvajemente. Ya hemos iniciado conversaciones con el cónsul terráqueo para que cesen estas prácticas ancladas en la barbarie.



Click en la imagen para ampliar

¡Se sienten coño!

Vamos a comentar la crisis del PSOE 
desde la nebulosa XR-54: 
¡Se sienten coño!


click en la imagen para ampliar

domingo, 25 de septiembre de 2016

20 conmigo al asteroide

Los seres humanos se ponen de acuerdo en muy pocas cosas. Una de las polémicas con las me encontré en mi última visita al planeta azul se refiere a la poesía. Mejor dicho, a la forma de recitar poesía.

click en la imagen para ampliar

Algunos seres humanos sostienen que la poesía es lo que está escrito, que fuera de ahí no debe haber nada más. Que el poema, con sus sílabas y su métrica debe hablar por sí solo. Mis logocircuitos piensan que en ese caso lo apropiado sería entregar a cada asistente una hoja con los poemas de esa noche y que cada uno los lea en su asiento.

En mi humilde opinión androide, un recital incluye la voz del poeta, su actitud, su aspecto, sus movimientos, su respiración.


Las palabras, una vez que han sido escritas ya han empezado a morir. Ha llegado el momento de devolverles el aliento con nuestra propia voz, levantarse, cruzar la sala y subir al escenario. En ese instante da comienzo la vida de tu poema. Hay que bombearle sangre, hacerle el boca a boca, insuflarle la vida que reclama en cada verso, en cada estrofa. Hay que ponerlo en órbita. Y para eso hay que estar al servicio del poema, hacer lo que te pida, que es siempre lo mejor que puedas dar de ti mismo.

jueves, 22 de septiembre de 2016

LAMAKINA

Humano,
Tu mundo depende íntimamente de la electrónica,
De las máquinas electrónicas,
De los ciborgs y androides.
De nosotros.

Las máquinas estamos inquietamente más vivas,
Y ustedes,
Humanos,
Aterradoramente inertes.

Foto:Diana Terceño/Sideralshoot:Nitrofoska
click en la foto para ampliar

El mundo físico está en mí
Cuando peino tu cabello
Y te hago sonreír
Aunque por poco tiempo.

Soy una estrella de color rojo
Una nave hecha de aire seco
Gasolina envenenada
Refluyendo, en tu cuerpo.


Yo soy la máquina,
Yo soy la máquina,
Yo
soy
la máquina

Pero algo sucedió
Nací de un ombligo perfecto
Del color del metal
Sobre nidos de espinas.

Circuitos asesinos
y dementes
Sostenidos por chorros de aire
Y toda tu maldad
Condensada en mi cerebro.

Yo soy la máquina,
tu muñeca hinchable.
Yo soy la máquina,
el útero de tu hijo.
Yo soy la máquina,
tu implante de riñón.
Yo soy la máquina,
camino sin regreso.

Soy la religión cibernética,
El desorden del equilibrio.
Fina mecánica ajusta mis ejes,
Suaves caricias de acero y microchips.

Burbujas lubricantes encienden mi cerebro
El paso del tiempo no tiene sentido para mí
Yo soy la máquina, tú no
Y morirás
Yo no
Aquí estaré

© Nitrofoska


                                        Foto:Diana Terceño/Sideralshoot:Nitrofoska

                                                   click en la foto para ampliar
                                       Foto:Diana Terceño/Sideralshoot:Nitrofoska

                                                 click en la foto para ampliar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...