domingo, 27 de noviembre de 2016

ISIS en la línea 3

Metro de Madrid. Muchos seres humanos y algún androide en el vagón de la línea 3, la amarilla, como el oro que brilla, como la arena del desierto de Arabia,como la ilusión que contiene la rabia.

En el exterior hace frío. Los seres vivos van con pesados abrigos, algunos con bufanda.

Un hombre sentado frente a mí en el vagón está hablando a media voz, recitando algo en árabe con sílabas entrecortadas. Es joven, un humanoide de unos 30 años. Mira fijamente al suelo mientras pronuncia con determinación y fuerza cada sílaba. Lleva unas brillantes zapatillas deportivas de color negro. Unos pantalones también negros, de un tejido moderno, flexible pero espeso, ceñidos a unas piernas robustas. Una camiseta blanca de algodón se ajusta a un torso musculoso. Sus poderosos bíceps lucen desnudos a pesar del frío exterior.

Click en la imagen para ampliar

A sus pies hay una mochila.

Una mochila llena de cosas.

O una bomba. Igual es una bomba. Con la cara que tiene el tío es lo más probable.

No puedo dejar de mirar alternativamente al árabe y a la mochila. Alternativamente al kamikaze y a la bomba.

Pienso en la explosión, en el ruido que hará ese artefacto del demonio cuando estalle. 

Pienso en todos los seres humanos que van a morir.

Pienso en qué es lo que debo hacer.

Levantarme y salir del vagón y del metro a toda ostia.

Dar la voz de alarma para que todo el mundo salga del vagón y del metro y el árabe se quede a solas con su bomba y le estalle entre los huevos. Si es que los tiene.

Me quedo inmóvil unos minutos, agarrotado; escuchando la violenta letanía del ser humano árabe.

Blablabla Alá bla Alá blabla Alá blablabla Alá Alá.

Sigo paralizado.

Una parada de metro.

Otra parada más.

Mis circuitos motrices hipnotizados por la letanía y el peligro.

En Callao, el árabe  se levanta, coge su mochila y se va.

Me bajo en la siguiente, en plaza de España.

Me cuesta caminar. La tensión me agarrota los circuitos.

Me acerco a la estatua de Don Quijote y Sancho y me siento a su lado.

Unos minutos después me parece escuchar a lo lejos una explosión.

Deben haber sido los chiquillos de mis vecinos chinos, que les gusta la pólvora a rabiar.

martes, 22 de noviembre de 2016

El prestidigitador de Gumbo

Desde hace unas cuantas lunas terrestres tengo un sueño que se me repite cada noche, al alba. No sé si tengo los circuitos Morfeo sucios de arena por el verano, es posible, pero el caso es que el sueño se repite como un programa rayado.

Click en la imagen para ver el GIF completo


Estoy en la nebulosa Korkuera, en un teatro muy grande y oscuro, a lo alto, como si estuviera viendo el espectáculo desde un quinto piso. Un prestidigitador de la galaxia Gumbo mueve sus cuatro manos en todas direcciones, lentamente, para luego restallar con un movimiento rápido como un latigazo que hace aparecer ante tus ojos naves interplanetarias imposibles, animales fantásticos o tus propios recuerdos envueltos en luces y aromas planetarios.

El prestidigitador de Gumbo, allí, bajo los 5 pisos, materializa tus sueños, tus deseos o aquellos lugares que marcaron tu vida. Cada criatura orbital ve un espectáculo único y distinto, en eso estriba el particular talento de este mago del espacio.

En un momento del espectáculo empieza a sonar sobre el profundo silencio un bordón sordo y continuo, como la pesada órbita de un planeta gigantesco que se abriera paso en el espacio. La luz se hace de pronto más intensa y poco a poco lo inunda todo… el escenario, el patio de butacas, los palcos, los pliegues del inmenso telón que cuelga desde las almenas… y el rostro alucinado de todas y cada una de las criaturas orbitales que concentran sus circuitos ópticos en las prodigiosas manos del mago de Gumbo.

Es entonces cuando aparece ahí, en una de sus manos desnudas, una galaxia completa, con todos sus sueños y deseos intactos. La imagen me transporta al lugar en el que nací, la nebulosa Simónides, y empieza el viaje.

Pero cuando estoy en lo mejor, me despierto y… ¡hostia!, estoy en un teatro de 5 pisos.

¿Pero esto es un sueño, o es la realidad?

Siempre me pasa igual. Voy a tener que limpiar los circuitos de la arena del verano, bueno, o de cosas peores.

viernes, 11 de noviembre de 2016

GAFE

Anoche llegó a la nebulosa un extranjero. Era un organismo raíz, un extraño ser de más allá de la frontera sideral. Cenó con nosotros y nos embarcamos en una interesante charla sobre los recientes sucesos de la Galaxia. A pesar de las dificultades idiomáticas nos entendíamos bastante bien en hispanglés orbital. Pero llegó un momento en que apareció la palabra “gafe”. Intenté explicársela con sus sinónimos “aguafiestas” o “cenizo”, pero el organismo raíz no caía. Entonces Carlos el Dibu le hizo este giff que les comparto, amados seres humanos. Le dice Carlos al organismo raíz, con su afilada voz de plumilla y tinta china: “Un gafe es un ser al que le pasa esto.” Y ahí entendió.

 Click en la imagen para ver el GIFF completo

domingo, 6 de noviembre de 2016

El satélite Nitrofoska-Olano

Hace algunos años me encerré con el profesor Arturo Ponce en un garaje de la nebulosa Iggy. Pretendíamos crear un satélite capaz de transmitir el conocimiento androide a través de la galaxia. El proyecto quedó en suspenso por la grave enfermedad que atacó de improviso al Doctor Ponce, experto en comunicaciones interestelares.

Imagen: Kristina Olano KRISPO
click en la imagen para ampliar

Para lleva a cabo nuestro proyecto, el profesor Ponce y yo compramos la carcasa de un antiguo satélite soviético, al que quisimos dotar de nueva tecnología desconocida aún en la órbita humanoide.

Mi nivel de felicidad se vio muy afectado por la enfermedad del doctor y la interrupción de nuestro proyecto.

Pero cuál ha sido mi sorpresa al ver que el asteroide Nitrofoska está por fin en órbita. Al parecer el organismo avanzado Olano ha trabajado en la sombra sobre el proyecto que empezamos el profesor Ponce y yo… y ha conseguido ponerlo en órbita. 
Increíble. 
La felicidad anida de nuevo en mis circuitos. 
El profesor Arturo Ponce sonríe desde su cápsula sanadora en Orión. 
La galaxia es hoy un lugar un poco más hermoso.

jueves, 3 de noviembre de 2016

La campaña electoral 2020 ha dado comienzo

Hola Amados seres humanos. La campaña electoral que nos llevará a la presidencia de la Galaxia en 2020 ha dado comienzo. Desde la órbita Galicia nos llegan los carteles diseñados por Phaxe Solstice.

NITROFOSKA>> Androides con un elevado sentido de la responsabilidad y del equilibrio social.

NITROFOSKA>> Androides con propuestas financieras prósperas, ágiles y sostenibles.

NITROFOSKA>> Androides cuya moral, religión y sentido común es el de toda la Humanidad.

NITROFOSKA>> Androides con un programa político doméstico y sideral. Un programa electoral que nace pensando en tu hogar sin olvidar a las estrellas que te calientan e iluminan.

Vota NITROFOSKA, tus androides.

 Click en la imagen para ampliar



Click en la imagen para ampliar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...