domingo, 17 de junio de 2018

ANIMALES


Hola, amados seres humanos. Estaba buscando un nivelador de emociones en el cajón de las carcasas desechables y me he encontrado con este viejo texto de la época en que mis circuitos eran tiernos bornes dispuestos con alegría e inocencia bajo las niqueladas y fulgurantes placas cerebrales.

Al parecer, ya entonces me llamaba la atención no solo el comportamiento humanoide, sino también el de otros seres vivos que habitan nuestra galaxia.

Se lo comparto, mis amados seres humanos. Que tengan ustedes un feliz y plácido domingo.

Click en la imagen para ampliar


"El tema de los animales me tiene preocupado. Me refiero a cuando se dice que los animales son buenos, que la maldad y la crueldad son propias del ser humano.

Entonces me da por pensar en los osos, en papá oso, que si tiene la oportunidad mata a sus propios oseznos para eliminar a un futuro rival en la lucha por la conquista de una hembra. Lo hacen con premeditación, mucho antes de que llegue el momento de aparearse y se vuelvan ciegos de deseo. Eso es lo que hacen los grandes osos mullidos y peludos.

Y hay ciertas hormigas, alguna corporación o alguna secta que asaltan otros hormigueros para apoderarse de los huevos ajenos, incubarlos en una especie de gigantesca celda y esclavizar a las recién nacidas, que se piensan que la vida es así, trabajar para las otras hasta morir. Eso es lo que hacen las diminutas, laboriosas y gregarias hormigas.

 También suelo acordarme de las palomas, de sus desafíos, de esas peleas en que la vencedora saca los ojos a su rival, la despedaza, la destripa, hace un batiburrillo de carne y plumas y ahí lo deja, secándose al sol. Las palomas, esas adalides de la pureza y de la paz.

O los perros, uno de tantos de los que se ven por la calle, que puede tener hasta un millón de huesos escondido en su zulo, pero si vas tú y lanzas uno nuevo donde se reúne con sus colegas, gruñirá y morderá y se zurrará con todos ellos antes que dejarlo escapar. Porque ese hueso sin estrenar también lo quiere para él. Los quiere todos para él solito.
Y no sé si esto es justo o es injusto, no sé si es bueno o es malo. Es simplemente así. La naturaleza es así. Nosotros somos unos bichos y los bichos también son unos bichos, y en definitiva todos y cada uno de los seres vivos somos unos bicharracos de mucho cuidado."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...