sábado, 25 de junio de 2016

Hijos de la Gran Bretaña

La que están liando los medios de incomunicación con los británicos. Al parecer la cosa es que un grupo de ancianos y palurdos han votado salirse de la unión europea, mientras que el sensato voto de los preparados e inteligentes jóvenes no ha sido suficiente para permanecer en Europa.

Una Europa que ha hundido al más ilustre de sus socios, a Grecia, está ahogando a España, está bombardeando Siria y desentendiéndose (por no hablar de asesinato por pasividad) de los miles de refugiados que provocan sus bombas.

Una unión europea que solo ha servido para que las grandes empresas se muevan con increíble facilidad, ahogando las economías de los países más débiles. Una unión europea que ahora le dice a Inglaterra que se vaya rápido, que “no juegue al gato y el ratón”.
Como una novia despechada, ofendida, ultrajada.
Porque claro, los europeos solo jugamos noblemente, con las cartas boca arriba, y actuamos en beneficio de Europa. Como Mario Draghi y sus secuaces.

En realidad tienen razón. Las cosas importantes de la política hay que dejarlas en manos de gente preparada, gente con fundamento. Como los dirigentes que nos gobiernan y nos han gobernado en Europa y en España en los últimos ocho años. Son muy buenos. No, no, en serio, se ha ensalzado poco la bondad, eficacia y abnegación de nuestros gobernantes.

Cuando yo me fui de la Humanidad nadie me dijo nada, pero si hubieran montado este guirigay me lo hubiera tomado bastante mal. 

Max Nitrofoska a las pocas horas de abandonar la Humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...