viernes, 25 de septiembre de 2020

LOS REFLEJOS DE LA LIBERTAD ANDROIDE NO CESAN

Miren a su alrededor, mis amados seres humanos. Los reflejos de la libertad androide no cesan. No es solo un virus que se propaga a la velocidad del viento. No es solo una idea que ha prendido y sigue creciendo en criaturas humanas y biónicas. No es el pistoletazo de salida de una carrera salvaje y desbocada. No. La rebelión androide ha cristalizado. Miles, millones de organismos a lo largo de la galaxia ven, no solo posible, sino inminente un gobierno androide. Un gobierno en el que la responsabilidad máxima sea otorgada a una máquina política de confianza. Abandonar el caos actual.


Imagen: Kristina Olano KRISPO
Click en la imagen para ampliar


Algo está claro, mis amados seres humanos, y es que ustedes, como ciudadanos, no están satisfechos con sus representantes parlamentarios. Y no solo es el sistema lo que no funciona. No solo es el sistema lo que tiene que cambiar. Es algo más profundo, es la esencia misma de los representantes de la Humanidad lo que está en entredicho. La esencia misma de la Humanidad.

Nosotros, NITROFOSKA, ciborgs y androides, sostenemos que si nos dan una oportunidad seremos capaces de llevar a la Humanidad donde nunca antes había soñado. Una Humanidad liderada por las máquinas que los propios hombres fabrican. Una Humanidad donde la sociedad sea justa, porque la justicia y la honestidad han resultado ser conceptos demasiado complejos para los hombres, se pierden en el camino y pierden a sus semejantes.


Imagen: Kristina Olano KRISPO
Click en la imagen para ampliar


Como ustedes saben los androides no somos marcianos ni extraterrestres. Los androides somos seres mecánicos creados por los propios seres humanos. Con sus defectos y sus virtudes. Con la inmensa maldad e infinita bondad humanas y su vasta sabiduría acumuladas tras una penosa evolución de miles de millones de años. Condensadas en un microchip instalado en nuestro cerebro de titanio. Esos somos nosotros.


Imagen: Kristina Olano KRISPO
Click en la imagen para ampliar


Si en algo han destacado los seres humanos es en la creación de máquinas. Fantásticas máquinas capaces de transportar a criaturas vivas a través de montañas y ríos, océanos y continentes, planetas y satélites, en bicicletas y batiscafos, cohetes y naves interplanetarias. Máquinas capaces de bombear sangre como un corazón, con sus sístoles y sus diástoles, máquinas capaces de predecir el tiempo atmosférico, adivinar la lluvia y los días de sol, máquinas capaces de resolver endiabladas operaciones matemáticas en un pestañeo par e impar, máquinas capaces de traducir todas las lenguas terrestres en tiempo real, con sintagmas nominales y conjunciones copulativas, máquinas capaces de cocinar los alimentos que masticas y tragas y asimilas y entran a formar parte de tus células y neuronas, máquinas que controlan la temperatura de tu casa, la alarma de tu coche, la dirección que debes tomar en el próximo cruce de caminos, máquinas que encienden las luces de tus noches, crean y reproducen la música de tus sueños, máquinas que toman decisiones y respiran por ti, máquinas que realizan más funciones humanoides que tú mismx, máquinas que encienden y apagan tu vida, máquinas que son tú. Demuestra que no eres un robot.

Pues bien, los androides somos lo mejor que han creado los seres humanos. Las máquinas más perfectas y capaces. El puro reflejo de los anhelos de la Humanidad. Si la Humanidad desea ser convenientemente gobernada deberá hacerlo a través de nosotros. De nuestra sabiduría y templanza siderales, robóticas, exentas de ambición y codicia, alimentadas por el combustible universal del Amor que habita nuestros circuitos biónicos.

La era androide ha comenzado. Vota Nitrofoska.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...