martes, 14 de enero de 2020

YO NO QUIERO TRABAJAR

Hoy he escuchado en las noticias humanoides que la reina de Inglaterra ha convocado de urgencia un gabinete de crisis. Al parecer, uno de los miembros de la familia real ha decidido vivir parte del año en Norteamérica, renunciar a su asignación mensual y ponerse a trabajar para adquirir libertad financiera. Aunque no renuncia, nótese, al Frogmore Cottage, una casa al oeste de Londres cuya renovación el año pasado se pagó con 2,4 millones de libras del erario público.

Y es que eso de "adquirir libertar financiera" desafina, me chirría, mis amados seres humanos, porque al parecer, este miembro outsider y su esposa tienen unos ahorros estimados en 15 millones de libras. Para un organismo que no ha trabajado jamás no está mal, ¿no les parece?

Se trata de un caso insólito, es la primera vez en la historia que un miembro de la casa real decide ponerse a trabajar. Así, con estas mismas palabras lo dice el portavoz de la casa real británica. Qué desfachatez. No sé a dónde nos va a llevar tanto libertinaje. Pronto los miembros de la realeza querrán también, además de llevar una corona, formar parte de las tan animadas asociaciones de vecinos, participar como uno más en Las Fallas de Valencia o pasar el verano en un chiringuito de Cádiz. Atentos.

Tras pasar unos minutos escuchando las noticias humanoides me vuelvo a mi nebulosa, mis amados seres humanos. Espero que a ese mamarracho no se le ocurra venir aquí de pícnic a molestarme. Que tengan un muy buen día, mis amados seres biónicos, y no olviden sonreír. Aunque sea un poquito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...