martes, 30 de mayo de 2017

NITROCIELO

El retirado y ya anciano general MacCallaghan contempló el cielo con una mezcla de asombro, inquietud y desconfianza en el futuro. Su legendaria seguridad en sí mismo y en el poderoso ejército que había comandado con brazo de hierro se resquebrajó al ver a uno de sus mejores cuatrimotores surcar el cielo ondeando una pancarta en la que se leía “Vota Nitrofoska” en letras capitales negras.

Realidad visual: Kristina Olano KRISPO
Click en la imagen para ampliar

El general creía firmemente haberlo dejado todo atado y bien atado, pero algo no estaba saliendo según lo previsto. Y no sabía lo que era.

Cogió el auricular del viejo teléfono marca Western Electric, que seguía conectado con el alto mando del ejército USA y marcó el número 1. De inmediato una voz le saludó al otro lado y el anciano general McCallaghan dijo:

—Foster, ¿qué o quién es Nitrofoska?

—No lo sabemos mi general. Está en todas partes.
—¿Es usted consciente, Foster, del alcance de lo que está sucediendo?
—Sí mi general, pero de momento no podemos hacer nada. El nitrofoska, en origen era un fertilizante artificial, mierda sintética que se utilizaba para que nuestros vastos campos de soja y maíz creciesen fuertes, nutritivos e inmunes. Debe tratarse de una mutación, general McCallaghan, porque ahora todos nuestros jóvenes pilotos hablan de Nitrofoska, piensan en Nitrofoska, se creen Nitrofoska. Es una auténtica epidemia, una catástrofe, no sabemos cómo abordar este caso señor.


Realidad visual: Kristina Olano KRISPO 
Click en la imagen para ampliar

El general McCallaghan colgó su viejo teléfono marca Western Electric y deslizó la mano hasta el borde derecho de su escritorio de caoba, donde reposaba su viejo Magnum 44, cargado y bien engrasado, listo para ser disparado, listo para matar.


Su viejo teléfono negro con cable marca Western Electric, modelo de 1904 y su Magnum 44 fabricado por Smith & Wesson en 1955 eran las armas de guerra preferidas del anciano y antaño poderoso general MacCallaghan. Con su revolver mató seres humanos. Muchos e inocentes. Luego, con los años, prefirió utilizar el teléfono. Mediante simples llamadas ordenó bombardear y arrasar decenas de poblaciones. Muerte y destrucción al alcance de la mano.


Realidad visual: Kristina Olano KRISPO
Click en la imagen para ampliar

Pero los tiempos han cambiado. Una nueva era ha empezado. Han surgido nuevas armas, armas biónicas capaces de formar parte del ADN humano. Armas fuertes y sólidas como una idea indestructible. HAZ ALGO. Un binomio activo que poco a poco ha entrado a formar parte de la sangre de todos los seres que habitan la galaxia. Un binomio que ya está cambiando el universo.

Cohetes interplanetarios rumbo a Nitrofoska. Astronaves que dibujan el nombre androide en el cielo. Misiles ondeando nitropancartas. Globos aerostáticos elevando  la campaña electoral binaria a lo alto del cielo, donde planean los platillos cósmicos. Donde habitan los sueños.

Vota Nitrofoska. Haz algo.

© Nitrofoska

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...